Color

Color Natural
Es el color resultante de la combinación de los cristales de nácar con las sales disueltas en el agua, provenientes del mismo molusco o del entorno. Algunas técnicas de cultivo aumentan determinadas concentraciones de sales naturales para incrementar la tendencia de los colores naturales. Las perlas cultivadas de color natural son extraídas del molusco y no sufren ningún tipo de tratamiento ni manipulación (excepto perforación) hasta llegar a la joya final.

Color Irradiado
Solo algunos tipos de perlas cultivadas con un número elevado de pureza en nácar puede someterse a un tratamiento artificial denominado Irradiación, que emula otros procesos naturales y que consiste en emisiones de radiación que modifican la estructura cristalina del nácar originando colores más oscuros al original, con tendencia al negro policromatico, pasando por grises y violetas.Las características de los cristales del nácar, lustre, Oriente, iridiscencia, permanecen vigentes después del tratamiento ligeramente modificadas. Estos colores son permanentes, no se alteran y no son solo superficiales. Al partir una perla irradiada se observa que todo su interior es del mismo color que la superficie.

Color Teñido
Las perlas teñidas son aquellas que obtienen su color exterior por la aplicación de una capa externa química, consistente en diversos compuestos pigmentados, que pueden obtener cualquier color, pero nunca con el lustre y oriente del nácar. La calidad de la capa aplicada dependerá de los químicos empleados, que de forma general serán vulnerables a disolventes y alcoholes. Los colores teñidos no son permanentes, debiéndose tener un especial cuidado para mantener los colores vivos.

Identificación
La identificación de una perla teñida puede resultar sencilla a simple vista por los tonos no naturales que se suelen emplear, pero si existe confusión puede observar si se produce alguno de estos casos:

Las perlas teñidas perforadas, se colorean una vez el taladro está hecho por lo que el agujero está también teñido. Pasando un hilo por su interior y frotándolo, sabremos que es teñida si deja resto de color en el hilo (Las perlas irradiadas no dejan resto).

Así mismo, podemos observar en un collar montado el color del hilo y observar si esta manchado con restos del tinte.

Aplicando un disolvente o quita esmaltes sobre la perla teñida, esta perderá su tinte. Rompiendo la perla, se observará que en su interior el color es distinto, aparece el color natural.

Lo que no resulta tan sencillo es distinguir una perla de color Natural de otra Irradiada, pues la diferencia se encuentra en la estructura cristalina.

El principal argumento para diferenciarlas es conocer las diferentes especies de Perlas y conocer sus colores naturales, de forma que si aparece un perla con un color diferente a los naturales, sabremos que o bien es una extrañeza o bien es irradiada.

A efectos prácticos pocas perlas tienen suficiente número de capas de nácar para poder ser irradiadas, por lo que este tratamiento casi se reduce a las perlas Freshwater y South Sea (Australianas), de forma que perlas de tamaño reducido en colores violetas, grises oscuros y negros, suelen ser perlas freshwater irradiadas, y perlas Grandes por encima de los 12 mm en colores plata suelen ser South Sea irradiadas.

La práctica de irradiación en las South Sea es poco habitual debido a que existen las perlas Tahitianas, también de gran tamaño, que son las única que tienen los colores oscuros sin necesidad de intervención del hombre.

 

 

Overtones2

Overtones